¿Cuánto debería pagar por servicios de un corredor?

  • hace 1 año
  • 1

La Decisión

Usualmente quien toma la decisión de vender o arrendar un inmueble no maneja mucha información respecto de los requisitos, procesos y gestiones requeridos para ello. Es en estos casos en los que la lógica indica que se debería acudir a un profesional en la materia, entiéndase Corredor de Propiedades o Gestor Inmobiliario, quienes se suponen cuentan con el profesionalismo, la experiencia y el conocimiento apropiado para llevar a cabo el proceso sin contratiempo alguno, liberando así de esta preocupación al dueño del inmueble.

El problema

Lamentablemente hemos podido constatar casos en los que las personas a las que se acudió por ayuda en estas materias, aprovechándose muchas veces del poco conocimiento en la materia y de la confianza que les fue depositada por parte de quien requiere su ayuda, se han excedido por mucho en el cobro de sus honorarios.

Si bien es cierto en nuestro país estamos bajo un régimen de libre mercado, y por lo tanto, una persona es libre de cobrar lo que estime pertinente por sus servicios o asesoría, lo usual es que los cobros por trámites, gestiones o procesos normales que puedan requerir de los servicios de un especialista, se muevan dentro de un rango acotado que lo va estableciendo el mismo mercado. Situación que es fácilmente comprobable cuando se realiza la “cotización” del mismo servicio o asesoría con distintos “proveedores”.

Lo Normal

Para los servicios de profesionales en esta materia los cobros de honorarios “usuales” son:

  • venta de inmuebles: 2% más impuestos. Este monto se cobra separadamente a cada una de las partes (vendedor y comprador).
  • arriendo de inmuebles: 50% del primer mes de arriendo más impuestos. Este monto se cobra separadamente a cada una de las partes (arrendador y arrendatario).
  • administración de arriendo: 10% más impuestos del canon de arriendo. Este monto se cobra sólo al arrendador.
  • arriendo más administración: 50% del primer mes de arriendo más impuestos (de cargo tanto al arrendador como al arrendatario por separado), y a partir del segundo mes, 10% más impuestos del canon de arriendo, este último de cargo sólo del arrendador.

No obstante lo anterior, puede darse perfectamente que debido a alguna situación especial, se pacte o convenga otra cosa entre el propietario del inmueble y el corredor de propiedades o gestor inmobiliario a cargo.

La Excepción a la Regla

Normalmente son pocos los casos en los que por situaciones específicas los cobros de honorarios difieren mucho de lo anteriormente expuesto. Algunos de estos casos podrían ser cuando se negocian arriendos a muy largo plazo con grandes empresas (de 10 años hacia arriba), en cuyos casos el cobro de honorarios puede variar.

Recomendación

Cuando una situación se escapa mucho de la normalidad del mercado, sin ningún tipo de justificación para ello, le recomendamos que tome un poco de distancia de la situación, corrobore o coteje bien los cobros que le hagan, y después de que tenga una visión más general del panorama, tome una decisión al respecto.

Esperamos sinceramente que este artículo le sea de utilidad.

Atte. Nicolás Villagrán Araneda

Comparar listados

Comparar