Castillos en el Aire. El justo precio de su propiedad.

  • hace 1 año
  • 1

El Inicio

Usualmente tomar la decisión de venta de la propiedad en la que se han vivido muchas de las experiencias familiares, y que por lo tanto genera un valor emocional para sus propietarios, es muy difícil, pero este punto de inflexión en la vida tarde o temprano nos toca a todos.

El Problema

Lo complicado de esta situación se produce cuando ese valor emocional se traspasa a la propiedad en cuestión, lo que termina aumentando el valor comercial de la propiedad por sobre la media de su entorno inmediato y obviamente de propiedades similares en condición, localización y atributos.

Justificación

Desde el punto de vista de un posible comprador, ese mayor valor de la propiedad no es posible de explicar ni justificar en algún atributo concreto, que justifique pagar más por esa propiedad.

Todos quienes nos hemos visto en algún momento con la posibilidad de adquirir una propiedad, cualquiera sea su destino, hemos realizado un proceso básico de búsqueda y selección de la propiedad que mejor cumpla con nuestras necesidades y objetivos para dicha propiedad, estando prácticamente en todos los casos, el costo o valor de adquisición de la propiedad, como uno de los parámetros principales en dicho proceso de selección.

Lógicamente este proceso de selección implica comparar propiedades equivalentes, y en este punto crítico del proceso de selección, las propiedades que además de su valor comercial tienen un componente de valor emocional, salen perjudicadas.

Resultado

El perjuicio directo de esta situación es que el proceso de venta se dilata considerablemente, generando algunas veces de acuerdo a la situación personal y familiar de cada  persona, un nivel de estrés considerable, el que se prolonga durante todo este período extendido de venta.

En algunos de estos casos, finalmente se termina con un tiempo de venta muy por sobre lo normal, con el vendedor muy estresado, y muchas veces terminan por “normalizar” el valor de venta de la propiedad.

Recomendación

La mejor recomendación que podemos dar dada nuestra experiencia, es que se asesore por profesionales en la materia. Esto lo puede hacer preguntando en su círculo familiar o de amistades por recomendaciones de empresas o profesionales que conozcan y con los que hayan tenido una grata experiencia.

No necesariamente una gran empresa es sinónimo de una buena y profesional atención, al mismo tiempo, no necesariamente un empresa pequeña o un profesional independiente es sinónimo de una buena y profesional atención. Por ello siempre es recomendable pedir recomendaciones.

Otra cosa importante que podemos recomendarle, es que no es necesario realizar una tasación comercial de su propiedad para fijar su valor de venta. Estos por dos razones:

  1. la primera es que el valor de mercado, lo establece justamente el mercado, y eso lo puede fácilmente corroborar viendo propiedades similares a la venta en su entorno inmediato.
  2. la segunda razón es que la mayoría de las compras inmobiliarias se realizan con algún tipo de crédito hipotecario, y estas entidades lo primero que harán es tasar la propiedad con las empresas o asesores con los que ellos operan, independiente que usted ya tenga una tasación.

Esperamos sinceramente que este artículo le ayude en su proceso de venta.

Atte. Nicolás Villagrán Araneda

Comparar listados

Comparar